Displasia de cadera en perros

DISPLASIA DE CADERA.

Es un desarrollo defectuoso de la articulación de la cadera y el fémur (articulación coxofemoral) genera un proceso degenerativo. Esta es una enfermedad multifactorial. Presenta un fuerte componente genético, con un índice hereditario muy alto, también como una serie de factores del medioambiente, nutrición o conducta en general que actúan favoreciendo o evitando su aparición.

En todos los factores parecen estar claramente demostrados, exceso de actividad en los cachorros, el alojamiento donde hay pisos muy resbaladizos, o también las dietas que ofrecen un crecimiento muy adelantado para los cachorros.

 Es muy fundamental cuidar la alimentación, estar atento al pienso que le damos a nuestro cachorro, estos deben tener un equilibrio, tanto en energía como en minerales y vitaminas, para que esto permita el crecimiento normal en nuestro cachorro, y sus huesos y tejidos blandos en la musculatura crezcan de manera normal

Tenemos que tener en cuenta que un mal habito en nuestro cachorro puede causarle un problema, debemos evitar ejercicios como, saltos peligrosos, subir y bajar escaleras en exceso, y estar pendiente de los resbalones. Debemos de ser racionales a la hora de trabajar con nuestro perro, debemos saber controlar a nuestro gran amigo, por mucha energía y capacidad que veamos que tenga nuestro perro para saltar, subir, y bajar.

 Esta actividad que vemos que tanto le divierte, puede perjudicarlo, sino no lo controlamos debidamente.

Cadera afectada con displasia de cadera

Síntomas

Cuando el perro tiene displasia, las articulaciones se forman de manera muy defectuosa. El fémur no encaja en su forma natural en el acetábulo o cavidad de la cadera. De este modo la cadera pasa a ser inestable, y se produce inflamación, debilidad y dolor.

Algunos síntomas pueden engañarnos, ya que en algunos casos el animal no muestra señal de ellos, solo cuando ya esta en una etapa muy avanzada, en el caso donde se manifiesta se pueden observar pequeñas anomalías en el movimiento al caminar, hasta podemos   ver en nuestro perro cojeras muy graves, llegando incluso a evitar apoyar las extremidades. Aunque estos síntomas muestran claramente la presencia de una enfermedad, la única forma de verificarla es a través de una radiografía.

Tratamientos aplicados para rectificar la posición anómala de los huesos.

Hoy día no hay por el momento algún método genético, que nos pueda mostrar cuales perros son propensos a la enfermedad, por lo que el único modo que recomiendo es el control a través de la radiología, así de este modo podemos controlar a los ejemplares que utilizaremos para reproducir, y sabremos que tipo de perros con buenas caderas obtendremos en la descendencia, casi con toda probabilidad estos serán libres de la displasia de cadera.

Este tipo de radiografías debemos realizarlas en un centro veterinario, debemos de poner a nuestro perro en manos expertas para tal diagnóstico, esto se le hará a través de anestesia general, ya que, si tenemos a nuestro perro despierto, no es recomendable, y que la posición en que debe estar nuestro perro es muy incómoda y se movería demasiado.

Para los reproductores de perros o criadores, la radiología permite que se establezca un programa de selección, y así de este modo no se cruzaría cualquier animal que pudiera tener por herencia esta enfermedad en su linaje, el criador debe informar al futuro dueño del perro, el estado de los padres del cachorro, y recomendar medidas adecuadas al adoptar, un buen consejo evita problemas a futuro en nuestros perros.

Cadera, libre de displasia, de una hembra.

Cadera de un macho, donde puede apreciarse que no hay deformaciones ni crecimiento anómalo

2 thoughts on “Displasia de cadera en perros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *